En el último peldaño para alcanzar la élite del ajedrez

En el mundo del ajedrez el nombre de Jaime Santos Latasa cada vez es más reconocido e incluso a finales del pasado 2015 daba otra muestra de su progresión derrotando a Paco Vallejo en el Torneo Internacional de Bilbao

 

ajedrez-chessJaime Santos junto a su entrenador Marcelino Sión (J.casares - EFE) 

EFE – Publicado en El Mundo Deportivo 21/02/2016

En un deporte cada vez más plagado de caras imberbes, a nadie extraña que en España también fluya el talento que, en el caso del ajedrez, no está reñido con la juventud, como se demuestra en algunos de los grandes dominadores del ajedrez mundial, el primero el vigente campeón, el noruego Magnus Carlsen.

Pero al “Mozart” del tablero, como se le conoce popularmente, ya le salió otro joven respondón en una de sus participaciones en el torneo Magistral Ciudad de León, un niño, por entonces de 9 años, llamado Jaime Santos, quien, en las habituales partidas simultáneas que siempre se organizan, sorprendió al frío nórdico.

Solo fue la punta del iceberg de una trayectoria sólida, con resultados en todas las categorías inferiores con los títulos nacionales sub-10, 12 y 14 y que también ha despuntado a nivel internacional con un sexto lugar en el Europeo o un papel destacado en el mundial.

Por ello y porque era uno de los grandes sueños de su mentor deportivo, a la sazón director técnico del Magistral Ciudad de León, Marcelino Sión, quiso dar ya la alternativa a su pupilo en la vigésimo novena edición que se volverá a disputar el próximo mes de junio en el Auditorio Ciudad de León.

Era la guinda a una nómina de lujo con el excampeón del mundo y que en más ocasiones ha vencido en el Magistral, el indio Viwanathan Anand; el ganador en las dos últimas ediciones y una de las sensaciones mundiales, el joven prodigio chino de 16 años Wei Yi, junto con el jugador español de mayor proyección, subcampeón de Europa absoluto, David Antón, quien ya participó en 2015.

Para Jaime Santos, durante años espectador ilusionado, participante en simultáneas o comentarista el pasado año, su presencia en el cuarteto de participantes es “un enorme orgullo y también responsabilidad por ser en León”, afirma en una entrevista.

Quizá para esa cita, sin tan siquiera haber alcanzado la veintena, ya pueda contar con la distinción de Gran Maestro Internacional, para lo cual tan solo le queda una norma que puede lograr en marzo en el Open Internacional de San Sebastián.

Sin embargo, Marcelino Sión no duda en afirmar con rotundidad que “el nivel ya lo tiene” y que solo falta el trámite administrativo, pero está más que capacitado para contar con 2.600 puntos ELO -puntuación que otorga la Federación Internacional de Ajedrez- y poderse empezar a labrar un nombre en este deporte a nivel internacional”, augura.

Sión, que cariñosamente apoda a su discípulo “Metralleta” por la rapidez de cálculo que muestra en sus partidas, sí reconoce que todavía se encuentra “en fase de crecimiento y maduración”, aunque le vea capacitado para “estar entre los tres o cuatro jugadores que han de suceder en un futuro próximo a los grandes nombres de los Vallejo o Illescas“, reconoce.

Entre sus defectos a corregir señala “aquellos derivados de su carácter, más psicológicos que técnicos, donde domina una gran variedad táctica en posiciones y aperturas, pero ha de corregir la desilusión que muchas veces le frustra y distrae cuando se equivoca en una posición”, precisa.

En un tono prudente, aunque ambicioso, también muestra la misma seguridad en sí mismo Jaime Santos, estudiante a distancia de Química y también de un módulo de Formación Profesional, quien anticipa para el Magistral “competencia”.

“A priori soy el peor de los participantes, pero sin que ello suponga que regale nada”, avanza.

Sobre su estilo lo define como “más estratégico que agresivo, buscando posiciones tranquilas, quizá menos complejas, pero seguras”, en una idea del ajedrez que se asemeja al que ve como su espejo, el excampeón del mundo Vladimir Kramnik ganador en León en 2002.

Jaime Santos abrirá el camino de los jugadores leoneses en “su trofeo”, indica Sión, que se muestra convencido que tan solo será el primer peldaño hacia un futuro más que prometedor de un jugador al que ha ido moldeando desde hace una década.

 

Deja un comentario