Vassily Ivanchuk

Vassily Ivanchuk (nacido el 18 de marzo de 1969 en Berezhany, Ucrania) es un Gran Maestro de ajedrez. En varias oportunidades alcanzó el segundo lugar en la lista Elo de la FIDE. En mayo de 2013 obtuvo un Elo de 2755, alcanzando el 12º lugar entre los ajedrecistas del mundo.

Ivanchuk saltó a la palestra internacional durante los campeonatos del mundo juveniles de 1986 (en el que se proclamó campeón) y 1987 (en el que quedó segundo clasificado, medio punto por detrás de Borís Gélfand).

Dos años después, en 1989, se proclamó vencedor del Torneo de Linares, por delante de Anatoli Kárpov y Ljubomir Ljubojević, entre otros. En 1991 volvió a vencer en Linares en la edición en la que este torneo alcanzó la categoría 17, la más alta hasta aquel momento que torneo alguno había tenido. En ella venció convincentemente a Garry Kaspárov y, por su meteórica carrera, se le vio como el sucesor de los duelos Kaspárov-Kárpov de los años ochenta y posible Campeón del Mundo.

En 2004, ganó el Campeonato de Europa Individual de ajedrez, celebrado en Antalya, Turquía, por delante de Predrag Nikolić y Levon Aronian.

Sin embargo, la realidad es que aún no ha conseguido proclamarse campeón del mundo, así como tampoco ha liderado la clasificación mundial de la Federación Internacional de Ajedrez. Ivanchuk ha llegado a ser reconocido como el segundo jugador más fuerte del mundo, con una puntuación Elo máxima de 2787. Los analistas consideran, en general, que el principal motivo por el que la genial brillantez de Ivanchuk no ha sido coronada con el título son los nervios del jugador ucraniano. En efecto, como ya se vio en 2002, Ivanchuk perdió ante Ruslán Ponomariov en el encuentro final del Campeonato del Mundo de ajedrez de la FIDE cometiendo graves errores en posiciones que habría convertido en ganadoras.

En 2016 se ha proclamado, al fin, Campeón del Mundo de Ajedrez Rápido en el Mundial celebrado en Doha.

Vassily Ivanchuk recibe en ciertos círculos de aficionados y profesionales del ajedrez el calificativo de genio por la profundidad de sus ideas, su dominio de absolutamente todas las partes del juego y su vastísimo conocimiento de teoría de aperturas, que se considera sin parangón dentro del mundo del ajedrez, excepto por uno o dos jugadores más.

La versatilidad de Ivanchuk y su riqueza de ideas hace que sea un jugador completamente impredecible para sus rivales; de él dijo Kaspárov:
Ivanchuk puede jugar en ciertas ocasiones como si tuviese 2800 Elo y en otras ocasiones como si tuviese 2600 Elo.

Tiene un enorme gancho entre los aficionados, siendo junto con Anand uno de los ajedrecistas más queridos. En Andalucía se le quiere especialmente por sus brillantes actuaciones en el torneo de Linares, que además de las mentadas ocasiones de 1989 y 1991, volvió a ganar en 1995.

Ivanchuk ha jugado en León en tres ocasiones: gano el Magistral de 2008 derrotando a Vishy Anand, perdió en las ediciones de 2009 ante el campeón mundial Magnus Carlsen,y en la edición de 2013 perdio ante Anish Giri.

En esta edición de 2019 volveremos a disfrutar de Ivanchuk en León, donde este mítico jugador se enfrentará a grandes maestros muy jóvenes, que querrán derrotar a la leyenda del ajedrez, tal y como a hecho Jaime Santos, recientemente en el Open de Gibraltar.